VARICES

VARICES

En las piernas, tenemos dos sistemas venosos: el sistema venoso profundo que es el principal medio para llevar la sangre de las piernas al corazón, y el sistema venoso superficial, que es un sistema accesorio. Las varices son dilataciones de las venas del sistema venoso superficial, que además del efecto estético que producen, pueden producir síntomas como sensación de pesadez, dolor, edema o hinchazón, calambres y un deterioro gradual de la piel y del tejido hipodérmico con aparición de úlceras vasculares en estadíos avanzados..

¿Cuál es la causa de las varices?

Aproximadamente un 20% de la población en nuestro medio tiene varices.

Los principales factores de riesgo son:

  • Historia familiar de varices / Predisposición genética.
  • Calor: estimula la dilatación venosa
  • Dieta pobre en fibra / Estreñimiento
  • Obesidad
  • Vida sedentaria
  • Sexo Femenino
  • Embarazo: Hasta el 75% de las mujeres que se quedan embarazadas, desarrollan varices durante los primeros 4 meses. Hay cambios hormonales y fisiológicos que junto con la compresión del útero sobre las venas pélvicas, predisponen durante el embarazo a que se produzca esta circunstancia. Las varices que se producen durante el embarazo desaparecen en el 70% de los casos antes de un año después del parto.
  • Trabajo: Determinadas profesiones predisponen a la aparición de varices, fundamentalmente debido al largo tiempo que precisan estar de pie.
  • Enfermeras
  • Dependientes
  • Azafatas
  • Camareros
  • Maestros
  • Carteros
  • Trabajadores de fábricas
  • Cirujanos...

¿Cómo se desarrolla la enfermedad venosa?

La mayoría de las veces, la enfermedad venosa se inicia con una sensación de pesadez y dolor en las piernas, puede aparecer hinchazón o edema en el dorso del pie y tobillo al final del día. Estos síntomas se agravan con el calor. Posteriormente y de forma progresiva se van desarrollando / dilatando venas que constituyen las venas varicosas o varices. Éstas con el tiempo progresan en tamaño y extensión.

En fases más avanzadas, el edema puede volverse permanente, las varices evolucionan a verdaderos cordones tortuosos azulados que son visibles y su contorno sobresale, de forma más que evidente, bajo la piel.

SI NO SE INICIA NINGÚN TRATAMIENTO, LA ENFERMEDAD VENOSA CRÓNICA PUEDE PROGRESAR HASTA LA APARICIÓN DE COMPLICACIONES: TROMBOSIS / SANGRADO / ÚLCERA VENOSA


¿Qué puedo hacer para el cuidado de mis piernas?

  • Evitar pasar largos ratos parada de pie. Dé un descanso periódico a sus piernas mediante cortos paseos
  • Eleve de vez en cuando las piernas y déjelas descansar en alto
  • Active su circulación, contrayendo los músculos de las pantorrillas. Por ejemplo, un buen ejercicio es ponerse de puntillas de forma repetida cada cierto tiempo
  • Evite sentarse con las piernas cruzadas.
  • Evite los zapatos de tacón (peor cuanto más alto)
  • Darse duchas de agua fría en las piernas
  • Evite el uso de fajas y ropa demasiado apretada
  • Consulte con su Cirujano vascular sobre la necesidad del uso de medias de compresión
  • Mantenga siempre bien hidratada la piel de sus piernas

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad venosa?

Si bien algunas personas no pueden evitar la aparición de las varices, si pueden reducir claramente las probabilidades de aparición de esta patología. Esto se puede conseguir siguiendo los siguientes consejos:

Para prevenir la aparición de varices, es importante que las costumbres y estilo de vida no faciliten su aparición. El objetivo primordial pasa por mejorar el retorno venoso en las piernas, para ello se aconseja:

  • Mueva las piernas con frecuencia, evitando pasar largos ratos parada de pie. Dé un descanso periódico a sus piernas mediante cortos paseos.
  • Elija el deporte adecuado, si se practica de manera regular y con el calzado idóneo, andar es el ejercicio más beneficioso para la circulación venosa. Montar en bicicleta, bailar y nadar también favorecen el retorno venoso.
  • Evite las fuentes de calor, exposición solar continuada, depilación con cera caliente, suelos con sistemas de calefacción radiante, yacuzzi y saunas.
  • Dieta rica en fibra consumo adecuado de líquidos (sobre 1,5 litros de agua / día), limite el consumo de grasas saturadas (mantequilla y carnes rojas).
  • Eleve de vez en cuando las piernas y déjelas descansar en alto, levantar unos 10-15 cm la parte baja de la cama puede reducir el estasis venoso mientras duerme.
  • Active su circulación, contrayendo los músculos de las pantorrillas. Por ejemplo, un buen ejercicio es ponerse de puntillas de forma repetida cada cierto tiempo.
  • Evite los zapatos de tacón alto y el zapato plano.
  • Darse duchas de agua fría en las piernas.
  • Evite el uso de fajas y ropa demasiado apretada.
  • Mantenga siempre bien hidratada la piel / Masajear las piernas desde el pie hasta muslo en dirección de la circulación venosa.
  • Consulte con su Cirujano vascular sobre la necesidad del uso de medias de compresión.

¿Qué tratamientos hay disponibles?

  • El tratamiento médico se basa fundamentalmente en los llamados fármacos flebotónicos, los cuales presentan un efecto antiinflamatorio, fortalecen el tono de la pared venosa, reducen el edema mejorando directamente la sintomatología y el estado de la pared venosa. Se complementa el tratamiento con la aplicación de heparinoides tópicos o gel frío y medias elásticas de compresión.
  • Escleroterapia, consiste en introducir un medicamento, líquido o en espuma, en el interior de las varices. Este medicamento al entrar en contacto con la pared interna de la vena va a producir una irritación y una reacción inflamatoria que comporta una fibrosis de la vena y la posterior desaparición de la misma.
  • Cirugía, constituye el tratamiento de elección. El objetivo del tratamiento quirúrgico es: mejorar / eliminar la sintomatología, optimizar el retorno venoso y mejorar la apariencia de la extremidad afecta.
    Con los años la cirugía venosa ha evolucionado, de forma que en la actualidad disponemos de diversas técnicas para el tratamiento de las varices entre las que encontramos:
    • La cirugía hemodinámica ó estrategia C.H.I.V.A.
    • Las técnicas endoluminales, de más reciente aparición: EndoLaser y Radiofrecuencia.
    • Stripping o Fleboextracción convencional y la flebectomía de Müller.
    La flebectomía ambulatoria de Müller, la estrategia C.H.I.V.A. y las técnicas endoluminales aparecen como mínimamente invasivas en relación al Stripping convencional. Por tanto, se realizará una indicación individualizada de la técnica quirúrgica a emplear, en función de las características del paciente, del tipo/origen de sus varices (determinado por ecodoppler – cartografía venosa)…