Port a Cath

Port a Cath

¿QUÉ SON?

Se trata de dispositivos que se implantan bajo la piel, generalmente en el tórax y que se utilizan para la administración de medicación intravenosa (quimioterapia p.e.), derivados hematológicos, fluidoterapia… También pueden ser utilizados para extraer muestras sanguíneas. (Analíticas).Estos sistemas constan de: reservorio o cámara, catéter y conector.

INDICACIONES:

  • Administración de tratamientos farmacológicos por vía endovenosa, generalmente quimioterapia sistémica, durante largos periódos de tiempo.
  • Necesidad de punciones venosas repetidas.
  • Ausencia / Deficiencia de accesos venosos periféricos.

IMPLANTACIÓN:

Estos dispositivos se colocan completamente dentro del cuerpo. Un extremo del catéter se introduce en la vena, mientras que el otro extremo se conecta al reservorio o cámara, que está colocado completamente debajo de la piel.

  • Una vez que el portal y el catéter se encuentran en su lugar y la cicatriz sana, únicamente notará una pequeña prominencia debajo de su piel.
  • Se implantan por tanto en quirófano, en ambiente estéril.
  • La duración de la intervención quirúrgica es breve, oscila entre los 35 -50 minutos.
  • Se realiza bajo anestesia local y sedación.
  • Realizaremos punción venosa ecoguiada, que reducirá significativamente las posibles complicaciones derivadas de la punción.
  • Comprobación radiológica de la correcta ubicación del catéter en Vena Cava Superior.
  • Se le administrará una dosis de antibiótico profiláctico en quirófano.

¡Tras la implantación, se puede utilizar desde el primer momento!

CUIDADOS Y RECOMENDACIONES:

  • Puede presentar molestias o dolor postoperatorio en la zona. En el informe de alta se le pautará medicación al respecto.
  • Evite mojar la herida hasta retirar puntos.
  • Cura de la herida: Povidona yodada, gasa estéril y cubrir con apósito.
  • Durante los primeros 7-10 días evite realizar esfuerzos / ejercicios importantes con el brazo del lado en el que se ha implantado el dispositivo. Tras la retirada de puntos, podrá realizar sus actividades habituales.

COMPLICACIONES:

El procedimiento quirúrgico de implantación de estos sistemas, condiciona una serie de riesgos o complicaciones (la utilización de ecografía intraoperatoria, la profilaxis antibiótica y la heparinización (sellado) periódica del sistema los reduce significativamente)

  • Hematoma
  • Lesión arterial / hemorragia
  • Fístula arteriovenosa
  • Lesión nerviosa
  • Neumotórax / Hemotórax
  • Infección / Bacteriemia / Sepsis
  • Desconexión o rotura del catéter y posible embolización del mismo
  • Trombosis Venosa / Trombosis del catéter

MANTENIMIENTO:

¡ Siempre debe manipularse en condiciones de asepsia!

El día de la intervención y al acabar cada tratamiento se debe realizar lavado con suero salino y posterior sellado con heparina sódica con la finalidad de mantener el dispositivo permeable evitando la trombosis / coagulación del mismo.

En caso de que no vaya a utilizarse de forma indefinida, se deberá realizar un sellado cada 4 semanas.

¿CUÁNDO SE RETIRA?

Finalizado el tratamiento, se mantiene un tiempo prudencial. Si su oncólogo o medico responsable lo considera oportuno, se puede proceder a la retirada del dispositivo.